Actualidad Jurídica

Novedades del derecho



Condenaron a 23 años de prisión a un policía por el crimen de una joven en Salta

El ex policía Mario Federico Condori, de 39 años, fue condenado este miércoles a 23 años de prisión por haber asesinado a Cintia Fernández, la joven que en mayo de 2011 fue encontrada asfixiada y golpeada en su departamento de la zona sur de la ciudad de Salta.

La pena fue dada a conocer por la presidenta de la Sala IV del Tribunal del Juicio de Salta, Norma Beatriz Vera, quien estuvo a cargo del proceso oral y público, junto a los vocales Roberto Lezcano y Paola Marocco.

Además de la condena de 23 años de prisión, el tribunal dispuso el cese de la detención domiciliaria con supervisión y vigilancia monitoreada electrónicamente. En su reemplazo, los jueces ordenaron el traslado del condenado a la Unidad Carcelaria 1, donde quedará detenido teniendo en cuenta su condición de ex personal policial, por lo que pidieron extremar las medidas tendientes a garantizar la seguridad personal del interno.

Antes de la deliberación de los jueces, Condorí hizo uso del derecho a formular las últimas palabras en el juicio, y aseguró: "Yo no maté a Cintia. No tengo absolutamente nada que ver con su muerte", al tiempo que afirmó que es él quien pide "que se haga justicia".

Juicio contra Mario Condori condenado a 23 años de prisión por el asesinato de Cintia Fernández

Juicio contra Mario Condori condenado a 23 años de prisión por el asesinato de Cintia Fernández

"¿Qué intereses se están cubriendo? ¿A quién?", se preguntó el imputado, al tiempo que consideró que la fiscalía y la querella "basaron sus alegatos en dichos", y manifestó que no es responsable de la "mala investigación" que se realizó del caso.

Los jueces deliberaron durante más de tres horas, luego de una larga audiencia, que comenzó a las 8.30, con la incorporación de la prueba reunida, tras lo que las partes pronunciaron los correspondientes alegatos.

El primero en exponer fue el fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UGAP) Ramiro Ramos Ossorio, quien pidió 25 años de prisión para Condorí, que se desempeñaba en la División Trata de Personas al momento del hecho.

Luego, alegó el querellante Pedro García Castiella, quien adhirió al pedido del fiscal, mientras que los abogados defensores pidieron la absolución lisa y llana, por entender que los ADN encontrados en la escena del crimen no coinciden con el de Condorí.

En el fallo, los magistrados determinaron que el condenado reciba tratamiento psicoterapéutico y que, a través del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, se le extraigan muestras de ADN para ser incorporado al banco de datos genéticos.

Los jueces también condenaron a Condorí a pagar seis millones de pesos, más los intereses correspondientes, a la madre de la víctima, Ana Fernández, en concepto de reparación integral del daño causado por el delito.

Finalmente, la jueza Vera anunció que los fundamentos del fallo se leerán el próximo jueves a las 13.

Play

De esta manera concluyó el proceso oral y público, iniciado el 13 de mayo último, y en el que tres testigos fueron detenidos por falso testimonio, de los cuales dos también fueron imputados por encubrimiento.

Son los casos del ex policía Calixto Mamaní, quien era compañero de Condorí en la División Trata de Personas y en la Brigada de Investigaciones; de la oficial Gimena Nuñez, que intervino en el inicio de las investigaciones del homicidio y fue jefa del imputado en la fuerza; y de José Antonio Ormeño, administrador del complejo habitacional Parque La Vega, donde vivía la víctima.

Cintia Fernández fue hallada sin vida por su madre el 3 de mayo de 2011, en el departamento en el que vivía, en la zona sur de la capital salteña.

La joven, que según las pericias murió cinco días antes de su hallazgo, falleció por asfixia por sofocación, y su cuerpo presentaba lesiones compatibles con golpes en la cabeza.