Actualidad Jurídica

Novedades del derecho



Con dos crímenes y un abuso sexual, se escapó otra vez

Acusado de un doble homicidio ocurrido el 22 de marzo de 2014 en Bialet Massé, cuando él tenía sólo 14 años, y de un abuso sexual contra una mujer policía a la que también asaltó el 3 de diciembre del año pasado, D.C. (el viernes cumple 18 años) se fugó por tercera vez de Complejo 
Esperanza, el centro para jóvenes menores de edad en conflicto con la ley penal.

Este adolescente, que fue recapturado ayer al mediodía, formó parte del grupo de cinco muchachos que el sábado pasado a la noche forzó una reja y se escapó del instituto Nuevo Sol, que forma parte del Complejo Esperanza.

Luego, los jóvenes llegaron hasta el alambrado perimetral, donde hay guardias del Servicio Penitenciario, y sin que nadie lo advirtiera (al menos oficialmente) treparon y saltaron hacia el exterior.

Según comentan en privado los celadores internos, se cree que los adolescentes habían limado los barrotes al menos desde hacía dos días.

Estaban alojados en el sector seis del módulo tres del Nuevo Sol. De allí, saltaron hacia un patio interior y luego ganaron el terreno que lleva hacia el perímetro.

En ese módulo se quedaron otros cuatro jóvenes que no quisieron fugarse.

De acuerdo con diferentes fuentes, dos de los cinco prófugos tienen causas por homicidio.

El 22 de marzo de 2014, tres adolescentes de 13 y 14 años mataron a golpes a un matrimonio de jubilados de 78 y 76 años, Isidro Peludero y Mafalda Castro, a quienes estaban asaltando en su casa de Bialet Massé.

Se trató del homicidio con autores más jóvenes (y sin la participación de adultos) en la historia de los crímenes cordobeses.

Aquel caso también permitió descubrir el difícil contexto social en el que vivían estos jóvenes. Una hermana de F.L. (el otro evadido) se suicidó la misma noche del doble crimen, ya que era abusada por un hombre con el consentimiento de sus padres.

Todo esto generó una investigación judicial paralela que reveló que por lo menos cuatro adolescentes de la zona conocida como Suncho Huayco, un humilde y desprotegido sector de la periferia de Bialet Massé, eran sometidas por adultos.

El caso terminó con tres condenados, entre ellos los padres de F.L.

Ayer al mediodía, estos dos jóvenes fueron recapturados en Bialet Massé.

Varias salidas

Para D.C. se trata de su tercera fuga del Complejo Esperanza.

El 11 de octubre de 2015 escapó junto con seis adolescentes y fue recapturado un día después.

La segunda fuga tuvo peores consecuencias. Tras ser beneficiado con una salida transitoria, no regresó al Complejo Esperanza el viernes 2 de diciembre del año pasado, sino que se juntó en la Terminal de Ómnibus con un tercer adolescente también acusado del doble crimen de Bialet Massé (no es F.L.) y decidieron quedarse en la calle.

El sábado siguiente a la madrugada, ambos ingresaron a robar en el edificio de Tribunales 3 (Balcarce e Illia, Nueva Córdoba), donde abusaron de la única policía que, desarmada, estaba de custodia. Luego, fueron detenidos y volvieron al Complejo Esperanza.

A raíz de este episodio, el juez de Control, Niñez, Juventud, Penal Juvenil y Faltas de los Tribunales de Cosquín, Gabriel 
Prémoli –quien había otorgado el beneficio de la salida transitoria a los jóvenes–, denunció que un guardia de Complejo Esperanza (hoy trasladado a otro centro) los apañó cuando se fugaron.

Aún no se conocen derivaciones de esta presentación que realizó el magistrado.

Ahora, en esta última fuga, junto con estos dos jóvenes de Bialet Massé también se escaparon otros tres jóvenes: uno también está acusado de un homicidio, y los otros dos llegaron al Complejo Esperanza por robo calificado.

Los tres aún permanecen 
prófugos.

Seguidilla

Ayer también fue detenido otro adolescente acusado de robo, quien el 28 de marzo último se escapó junto con otro joven, conocido como “Pocholito”, en otra fuga del Complejo Esperanza.

“Pocholito” (16), acusado de un homicidio y de intentar otro asesinato, además de ser señalado por varios robos armados, todo en la zona de San Francisco y de Frontera, ya protagonizó al menos dos hechos delictivos desde que está prófugo, según se investiga.

Estas fugas ocurren en el marco de un prolongado conflicto entre los celadores (guardias internos) y la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia.

Todo se inició a partir del cambio de régimen horario que se impuso el año pasado, lo que generó una tensión que en estos largos meses ha tenido varios puntos álgidos.

En las últimas horas, el ministro Luis Angulo puso un manto de duda sobre si los jóvenes evadidos tuvieron alguna complicidad por parte de los guardias.

“Tenemos dudas de que alguien pueda haberlos ayudado, nos llama la atención. Este es un problema estructural desde hace muchísimos años, no es de ahora y no es casual”, alertó.

El ministro lamentó la fuga e insistió en que el proyecto del Complejo Esperanza apunta a la reinserción social de estos jóvenes allí alojados.

“Nosotros queremos que los chicos se recuperen, por eso deben estar alojados en el Complejo Esperanza, porque allí tenemos todas las herramientas para su resocialización”, apuntó.

Al mismo tiempo, Angulo agregó que a partir de este miércoles comenzará la incorporación de una parte de los nuevos 60 guardias internos, luego de un proceso de selección en el que intervinieron las universidades, el Poder Judicial y el Colegio de Psicólogos de Córdoba.

Cronología

22/3/2014. Tres adolescentes mataron a dos jubilados en Bialet Massé.

8/4/2014. Después de los crímenes, se revela un duro contexto social de los acusados.

11/10/2015. D.C. escapó junto a otros seis jóvenes de Complejo Esperanza.

3/12/2016. Después de escapar de nuevo, D.C. abusó de una policía en Tribunales 3.

15/4/2017. Cinco jóvenes, entre ellos D.C., escaparon de Complejo Esperanza.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/sucesos/con-dos-crimenes-y-un-abuso-sexual-se-escapo-otra-vez